Perdonar, suplicar: saber orar mejor

Jueves, 2 Noviembre 2017

En el programa de hoy vamos a hablar de la súplica que nos ha hecho la Reina de la Paz: "Por mi Hijo, perdonad siempre al prójimo, porque así la paz estará en vosotros" (2 octubre 2017).

Lo que es nuevo ahora es “pedir en su Nombre” (Jn 14, 13). La fe en Él introduce a los discípulos en el conocimiento del Padre porque Jesús es “el Camino, la Verdad y la Vida” (Jn 14, 6). La fe da su fruto en el amor: guardar su Palabra, sus mandamientos, permanecer con Él en el Padre que nos ama en Él hasta permanecer en nosotros.

El perdón es cumbre de la oración cristiana; el don de la oración no puede recibirse más que en un corazón acorde con la compasión divina. Además, el perdón da testimonio de que, en nuestro mundo, el amor es más fuerte que el pecado.

Bienaventurados los que construyen la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios” (Mt 5, 9).

IN EA