Divina Misericordia: ¿Qué son los rayos que salen de su pecho?

Jueves, 10 Noviembre 2016

Estamos terminando el año de la Divina Misericordia. Este Jubileo de la Misericordia del que ya hemos hablado en más programas, hemos insistido en explicar que las personas solo podemos ser misericordiosos porque lo recibimos de Dios, por eso es Divina Misericordia…

El 20 de noviembre de 2016 finaliza este año convocado para todos. En este tiempo hemos podido profundizar en la Divina Misericordia.

La Reina de la Paz nos ha hablado de este modo:

“…vosotros sois el Evangelio vivo, vosotros sois los rayos de la luz de mi Hijo…” (2 oct. 2016)

Santa Faustina nos dice sobre los rayos de Jesús en su diario:

Los rayos de la Sangre y del Agua que brotan del Corazón (invisible en la imagen) traspasado por la lanza y las señales de los clavos, evocan los acontecimientos del Viernes Santo (Jn 19, 17-18, 33-37). Así pues, la imagen de Jesús Misericordioso une en sí estos dos actos evangélicos que hablan con la mayor claridad del amor de Dios al hombre.

Los elementos más característicos de esta imagen de Cristo son los rayos. El Señor Jesús, preguntado por lo que significaban, explicó: 

"El rayo pálido simboliza el Agua que justifica a las almas. El rayo rojo simboliza la Sangre que es la vida de las almas … "Bienaventurado quien viva a la sombra de ellos".

Purifican el alma los sacramentos del bautismo y de la penitencia, mientras que la alimenta plenamente la Eucaristía. Entonces, ambos rayos significan los sacramentos y todas las gracias del Espíritu Santo cuyo símbolo bíblico es el agua y también la nueva alianza de Dios con el hombre contraída en la Sangre de Cristo.

IN EA