Reza con nosotros

"...formad grupos de oración, y así, experimentaréis el gozo en oración y comunión..."

El Grupo de Oración comparte varios momentos de oración con María a lo largo del día:

EN LA MAÑANA rezamos la Secuencia del Espíritu Santo y hacemos la Consagración a María. Oramos y meditamos un mensaje de la Reina de la Paz para que nos guíe, nos enseñe a ser testigos de la fe durante el día. A continuación rezamos Laudes.

Secuencia del Espíritu Santo


Ven, Espíritu divino, manda tu luz desde el cielo.
Padre amoroso del pobre; don, en tus dones espléndido;
luz que penetra las almas; fuente del mayor consuelo.

Ven, dulce huésped del alma, descanso de nuestro esfuerzo,
tregua en el duro trabajo, brisa en las horas de fuego,
gozo que enjuga las lágrimas y reconforta en los duelos.

Entra hasta el fondo del alma, divina luz, y enriquécenos.
Mira el vacío del hombre, si tú le faltas por dentro;
mira el poder del pecado, cuando no envías tu aliento.

Riega la tierra en sequía, sana el corazón enfermo,
lava las manchas, infunde calor de vida en el hielo,
doma el espíritu indómito, guía al que tuerce el sendero.

Reparte tus siete dones, según la fe de tus siervos;
por tu bondad y gracia, dale al esfuerzo su mérito;
salva al que busca salvarse y danos tu gozo eterno. Amén.

Consagración a María


Oh, Corazón Inmaculado de María, lleno de bondad,
muéstranos Tu amor para con nosotros.
La llama de Tu Corazón, oh María,
inflama a todos los hombres.
Te amamos infinitamente.
Imprime en nuestros corazones 
el verdadero Amor, de modo que tengamos 
un continuo deseo de Tí.

Oh María, de suave y humilde Corazón,
acuérdate de nosotros cuando estemos en pecado,
Tu sabes que todos los hombres pecan.
Concédenos, por medio de Tu Inmaculado y Maternal Corazón,
que seamos curados de toda enfermedad espiritual.

Haz que siempre podamos contemplar 
la bondad de Tu Corazón Maternal, y nos convirtamos 
por medio de la llama de Tu Corazón. Amén.

A LO LARGO DEL DÍA

  • Realizamos al menos una hora de Adoración Eucarística con el Santísimo Sacramento expuesto.
  • Participamos cada día en la SANTA MISA, COMO MOMENTO CENTRAL DE NUESTRA JORNADA.

POR LA TARDE, durante la hora de la aparición (las 17:40 en invierno y las 18:40 en verano, ya que la aparición siempre es a la misma hora pero nosotros cambiamos la hora en verano), rezamos juntos:

  • Lectura de un mensaje de la Reina de la Paz.
  • Breve oración de acción de gracias.
  • Rezo de un misterio del Rosario.

 

Además a lo largo del día rezamos las cuatro partes del Rosario

 

PARA FINALIZAR EL DÍA realizamos juntos el examen de conciencia y la acción de gracias por la jornada, dejándolo todo y a nosotros mismos en manos de María Reina de la Paz.