Qué dice la ciencia

Con el fin de certificar si su testimonio es verdadero, los videntes han sido sometidos a numerosísimas pruebas desde el inicio de las apariciones, llevadas a cabo por diferentes equipos de varios países, por científicos creyentes y ateos, especializados en materias diversas: psiquiatras, psicólogos, neurólogos, otorrinolaringólogos, oftalmólogos, radiólogos, etc.

El primer estudio médico fue realizado ya en el año 1982. Concluyó que los videntes eran personas perfectamente normales y que los éxtasis eran auténticos. Otro estudio científico, este de gran importancia, es el realizado por el profesor Henry Joyeux, a petición del prestigioso teólogo René Laurentin. Este estudio fue realizado por todo un equipo de científicos con los más modernos aparatos. Tras unas profundas investigaciones escribió un libro con las conclusiones. Los últimos estudios médicos y científicos a los videntes han sido realizados a petición de la Santa Sede hace pocos años, también por prestigiosos científicos.

Los resultados médicos, cuyas conclusiones han sido unánimes, pueden ser resumidos en varios puntos:

1.- Ninguno de los videntes muestra una estructura mental histérica ni es especialmente propenso a la sugestión, y la función imaginativa es equilibrada. Son sociables.

2.- Los electroencefalogramas han mostrado que el ritmo alfa es constante y sincrónico en todas las áreas del cerebro.

3.- El electrooculograma muestra que durante la aparición cesan los movimientos del ojo, los párpados no reaccionan a los movimientos externos ni a la luz, no ven la pantalla colocada delante de sus ojos. Sin embargo la actividad cerebral es la propia de quien está viendo algo.

4.- Aunque la voz no se escucha durante las apariciones, las imágenes del movimiento de los músculos del diafragma muestran los mismos contornos que cuando se habla normalmente, pero ellos no escuchan los sonidos del mundo exterior, aunque las vías auditivas bajo la corteza cerebral funcionan con normalidad y muestran la actividad específica de quién está escuchando una voz.

5.- Otras pruebas científicas demuestran la insensibilidad al dolor.

6.- La simultaneidad mientras caen de rodillas al inicio de las apariciones, al igual que en la desaparición y reaparición de la voz durante la oración del Padrenuestro, y la reacción unánime de los ojos no tiene una explicación científica.

7.- En base a todas las pruebas se puede decir que durante las apariciones los videntes no duermen, no están soñando y está excluida cualquier enfermedad mental o influencia de carácter patológico.

8.- Todos los resultados obtenidos sugieren que está excluida cualquier enfermedad o fraude logrado con el ejercicio o la coordinación entre los videntes.

Por lo tanto, la ciencia nos dice que los videntes realmente están viendo una imagen ante sus ojos, y están escuchando su voz. No mienten cuando afirman esto. Está científicamente demostrado que ven y oyen algo o a alguien. Por supuesto, lo que los aparatos no han podido captar es la imagen y la voz que ellos ven y oyen.

También es muy llamativo que los videntes nunca se han opuesto a ser examinados por todos estos equipos científicos. Han prestado su colaboración para dejar más de manifiesto la verdad sobre las apariciones de la Reina de la Paz. No se puede hablar con argumentos serios sobre un fraude o un engaño.

En conclusión, los estudios científicos realizados a los videntes son un signo muy fuerte para todos nosotros, que tenemos una mentalidad tan influida por la ciencia. Las apariciones de Medjugorje son una poderosa llamada de Dios. La ciencia da testimonio de la verdad de estos hechos.

...

Nota: Este artículo está basado principalmente en el libro: Medjugorje. Centro de información Mir, 2012.