Que tu belleza brille en nosotros

Miércoles, 7 Diciembre 2016

1.- Leer el mensaje principal

"1 Queridos hijos, mi Corazón materno desea vuestra sincera conversión y fe firme para que podáis transmitir el amor y la paz a todos aquellos que os rodean. Pero, hijos míos, no lo olvidéis: cada uno de vosotros es un mundo único ante el Padre Celestial; por eso, 2 permitid que la obra incesante del Espíritu Santo actúe en vosotros. Sed, hijos míos, espiritualmente puros. 3 En la espiritualidad está la belleza: todo lo que es espiritual está vivo y es muy hermoso. No olvidéis que en la Eucaristía, que es el corazón de la fe, mi Hijo está siempre con vosotros, viene a vosotros y parte el pan con vosotros porque, hijos míos, Él ha muerto por vosotros, ha resucitado y viene nuevamente. Estas palabras mías vosotros las conocéis porque son la verdad y la verdad no cambia; solo que muchos hijos míos la han olvidado. 4 Hijos míos, mis palabras no son ni antiguas ni nuevas, son eternas. Por eso os invito, hijos míos, a mirar bien los signos de los tiempos, a recoger las cruces despedazadas y a ser apóstoles de la Revelación. Os doy las gracias" (2 mayo 2016)

2.- Primera CANCIÓN: VENI SANCTE SPIRITUS

Veni Sancte Spiritus (x4)

3.- Orar (OPCIONAL)

* Oración en torno al primer fragmento del mensaje

“Queridos hijos, mi Corazón materno desea vuestra sincera conversión y fe firme para que podáis transmitir el amor y la paz a todos aquellos que os rodean. Pero, hijos míos, no lo olvidéis: cada uno de vosotros es un mundo único ante el Padre Celestial.

* Puede orar o puede no orar, opcional

"Queridos hijos, os he elegido, mis apóstoles, porque todos lleváis dentro de vosotros algo hermoso. Vosotros podéis ayudarme para que el amor, por el que mi Hijo murió y después resucitó, venza de nuevo…” (2 abril 2015)

4.- BIBLIA: leer fragmento relacionado y orar (Is 43, 1-5)

Y ahora esto dice el Señor, que te creó, Jacob, que te ha formado, Israel: «No temas, que te he redimido, te he llamado por tu nombre, tú eres mío. Cuando cruces las aguas, yo estaré contigo, la corriente no te anegará; cuando pases por el fuego, no te quemarás, la llama no te abrasará. Porque yo, el Señor, soy tu Dios; el Santo de Israel es tu salvador. Entregué Egipto como rescate, Etiopía y Sabá a cambio de ti, porque eres precioso ante mí, de gran precio, y yo te amo. Por eso entrego regiones a cambio de ti, pueblos a cambio de tu vida. No temas, porque yo estoy contigo.

5.-  Leer el segundo fragmento del mensaje:

“…permitid que la obra incesante del Espíritu Santo actúe en vosotros. Sed, hijos míos, espiritualmente puros…”

6.- Orar con este fragmento o leer mensaje relacionado:

“Queridos hijos, a causa de vuestra unión con mi Hijo, os invito a dar un paso difícil y doloroso: os invito al reconocimiento completo y confesión de los pecados, a la purificación. Un corazón impuro no puede permanecer en mi Hijo y con mi Hijo. Un corazón impuro no puede dar fruto de amor y de unidad. Un corazón impuro no puede cumplir con las cosas rectas y correctas, no es ejemplo de la belleza del amor de Dios frente aquellos que están alrededor suyo y que no lo han conocido. Vosotros, hijos míos, reuníos en torno a mí llenos de entusiasmo, de deseos y de expectativas, y yo oraré al Buen Padre, para que por medio del Espíritu Santo de mi Hijo, ponga la fe en vuestros corazones purificados…”

7.- BIBLIA: leer fragmento relacionado y orar.

(Ez 37, 1-6)

La mano del Señor se posó sobre mí. El Señor me sacó en espíritu y me colocó en medio de un valle todo lleno de huesos. Me hizo dar vueltas y vueltas en torno a ellos: eran muchísimos en el valle y estaban completamente secos. Me preguntó: «Hijo de hombre: ¿Podrán revivir estos huesos?». Yo respondí: «Señor, Dios mío, tú lo sabes». Él me dijo: «Pronuncia un oráculo sobre estos huesos y diles: ― ¡Huesos secos, escuchad la Palabra del Señor! Esto dice el Señor, Dios, a estos huesos: Yo mismo infundiré espíritu sobre vosotros y viviréis. Pondré sobre vosotros los tendones, haré crecer la carne, extenderé sobre ella la piel, os infundiré espíritu y viviréis. Y comprenderéis que yo soy el Señor».

8.- Segunda CANCIÓN: ESPÍRITU SANTO, SOPLO DE VIDA (Spirito Santo soffio di vita)

Espíritu Santo, soplo de Vida

Espíritu Santo, soplo de Dios

Espíritu Santo Consolador, santifícanos

 Ven Espíritu de Dios,

ven a nuestro corazón.

Ven Espíritu de Luz, ilumínanos.

 

Ven Espíritu de Dios

y muestra la Verdad

Ven Espíritu de Amor, danos santidad.

 

Ven Espíritu de Paz,

ven y danos la unidad.

Ven Espíritu de Fe,

ven y abrásanos.

9.-  Leer el tercer fragmento del mensaje

“…En la espiritualidad está la belleza: todo lo que es espiritual está vivo y es muy hermoso…”

10.- Orar con este fragmento o leer mensaje relacionado:

“Queridos hijos: También hoy os invito para que vosotros seáis como las estrellas, que con su resplandor dan luz y belleza a los demás, para alegrarlos. Hijos míos, sed también vosotros resplandor, hermosura, alegría y paz, y especialmente oración para todos aquellos que están lejos de mi amor y del amor de mi Hijo Jesús…” (25 septiembre 2014)

11.- BIBLIA: leer fragmento relacionado y orar:

(Salmo 104, 1-4)

Bendice, alma mía, al Señor:

¡Dios mío, qué grande eres!

Te vistes de belleza y majestad,

la luz te envuelve como un manto.

Extiendes los cielos como una tienda,

construyes tu morada sobre las aguas;

las nubes te sirven de carroza,

avanzas en las olas del viento;

los vientos te sirven de mensajeros;

el fuego llameante, de ministro.

12.-  Leer el cuarto fragmento del mensaje

 “…Hijos míos, mis palabras no son ni antiguas ni nuevas, son eternas…”

13.- Orar con este fragmento o leer mensaje relacionado:

“Queridos hijos, hoy oro por vosotros y con vosotros para que el Espíritu Santo os ayude y os aumente la fe, de modo que aceptéis aún más los mensajes que os doy aquí, en este lugar santo. Hijos míos, comprended que este es un tiempo de gracia para cada uno de vosotros, y conmigo, vosotros estáis seguros. Deseo conduciros a todos por el camino de la santidad. Vivid mis mensajes y vivid cada palabra que os doy. Que estas palabras os sean preciosas porque vienen del Cielo. Gracias por haber respondido a mi llamada” (25 junio 2002)               

14.- Frase final de la Biblia:

(Ap 21, 1-3)

Y vi un cielo nuevo y una tierra nueva, pues el primer cielo y la primera tierra desaparecieron, y el mar ya no existe. Y vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén que descendía del cielo, de parte de Dios, preparada como una esposa que se ha adornado para su esposo. Y oí una gran voz desde el trono que decía: «He aquí la morada de Dios entre los hombres, y morará entre ellos, y ellos serán su pueblo, y el ―Dios con ellos será su Dios».

15.- CANCIÓN final: HIMNO DE MEDJUGORJE (fragmento)

Hoy venimos, Madre nuestra, muy temprano para verte, a traerte nuestras penas y plegarias muy fervientes.

Dulce Reina de la Paz, tu sonrisa nos consuela, tu mensaje,  ¡oh María!, el amor de Dios revela.

Sabed todos, hijos míos, que os amo inmensamente, y por eso con vosotros siempre quiero estar presente.