Hacia una vida simple

Miércoles, 14 Diciembre 2016

1.- Leer el mensaje principal

"Queridos hijos, también hoy os invito a regresar a la oración. // En este tiempo de gracia, Dios me ha permitido que os guíe hacia la santidad y hacia una vida simple, para que en las pequeñas cosas descubráis a Dios Creador, os enamoréis de Él y vuestra vida sea un agradecimiento al Altísimo por todo lo que Él os da. // Hijos míos, que vuestra vida sea un don en amor para los demás y Dios os bendecirá. // Y vosotros testimoniad sin interés, por amor hacia Dios. Yo estoy con vosotros e intercedo ante mi Hijo por todos vosotros. Gracias por haber respondido a mi llamada".

2.- Orar (OPCIONAL)

* Oración en torno al primer fragmento del mensaje

"Queridos hijos, también hoy os invito a regresar a la oración…”

* Puede orar o puede no orar, opcional

"Queridos hijos, os miro y os veo perdidos, y no tenéis oración ni alegría en el corazón. Hijos míos, regresad a la oración y poned a Dios en el primer lugar y no al hombre. No perdáis la esperanza que os traigo. Hijos míos, que este tiempo sea para vosotros buscar cada día más a Dios en el silencio de vuestro corazón y orad, orad, orad hasta que la oración se convierta en alegría para vosotros. Gracias por haber respondido a mi llamada"(25 julio 2016)

3.- BIBLIA: leer fragmento relacionado y orar (Os 14, 2-9)

2 Vuelve, Israel, al Señor tu Dios, porque tropezaste por tu falta. 3 Tomad vuestras promesas con vosotros, y volved al Señor. Decidle: «Tu quitas toda falta, acepta el pacto. Pagaremos con nuestra confesión: 4 Asiria no nos salvará, no volveremos a montar a caballo, y no llamaremos ya ―nuestro Dios‖ a la obra de nuestras manos. En ti el huérfano encuentra compasión». 5 «Curaré su deslealtad, los amaré generosamente, porque mi ira se apartó de ellos. 6 Seré para Israel como el rocío, florecerá como el lirio, echará sus raíces como los cedros del Líbano. 7 Brotarán sus retoños y será su esplendor como el olivo, y su perfume como el del Líbano. 8 Regresarán los que habitaban a su sombra, revivirán como el trigo, florecerán como la viña, será su renombre como el del vino del Líbano. 9 Efraín, ¿qué tengo que ver con los ídolos? Yo soy quien le responde y lo vigila; Yo soy como un ciprés siempre verde, de mí procede tu fruto».

4.-  Leer el segundo fragmento del mensaje

“… En este tiempo de gracia, Dios me ha permitido que os guíe hacia la santidad y hacia una vida simple, para que en las pequeñas cosas descubráis a Dios Creador, os enamoréis de Él y vuestra vida sea un agradecimiento al Altísimo por todo lo que Él os da…”

5.- Orar con este fragmento o leer mensaje relacionado:

 “Queridos hijos, hoy os invito a abriros a la oración. La oración hace milagros en vosotros y a través de vosotros. Por eso, hijos míos, en la simplicidad del corazón, pedid al Altísimo que os dé la fuerza de ser hijos de Dios y que Satanás no os agite como el viento agita las ramas. Hijos míos, decidíos también por Dios y buscad solo su voluntad, y entonces encontraréis en Él alegría y paz. Gracias por haber respondido a mi llamada” ( 25 octubre 2013)

6.- BIBLIA: leer fragmento relacionado y orar

Salmo 65 (64)

Oh Dios, tú mereces un himno en Sión, | y a ti se te cumplen los votos en Jerusalén, | porque tú escuchas las súplicas. | A ti acude todo mortal | 1a causa de sus culpas; | nuestros delitos nos abruman, | pero tú los perdonas.

Dichoso el que tú eliges y acercas | para que viva en tus atrios: |  que nos saciemos de los bienes de tu casa, | de los dones sagrados de tu templo. | Con portentos de justicia nos respondes, | Dios, salvador nuestro; | tú, esperanza del confín de la tierra | y del océano remoto.

Tú que afianzas los montes con tu fuerza, | ceñido de poder; | tú que reprimes el estruendo del mar, | el estruendo de las olas | y el tumulto de los pueblos.| Los habitantes del extremo del orbe | se sobrecogen ante tus signos, | y las puertas de la aurora y del ocaso | las llenas de júbilo.

Tú cuidas la tierra, la riegas | y la enriqueces sin medida; | la acequia de Dios va llena de agua, | preparas los trigales; | así preparas la tierra. | Riegas los surcos, | igualas los terrones, | tu llovizna los deja mullidos, | bendices sus brotes. | 

Coronas el año con tus bienes, | tus carriles rezuman abundancia; | rezuman los pastos del páramo, | y las colinas se orlan de alegría; | las praderas se cubren de rebaños, | y los valles se visten de mieses, | que aclaman y cantan.

7.-  Leer el tercer fragmento del mensaje

“… Hijos míos, que vuestra vida sea un don en amor para los demás y Dios os bendecirá…”

8.- Orar con leer mensaje relacionado:

 “Queridos hijos, con amor maternal, deseo abrir cada uno de vuestros corazones y enseñaros la unión personal con el Padre. Para aceptar eso, debéis comprender que sois importantes para Dios y que Él os llama individualmente. Debéis comprender que vuestra oración es diálogo de un hijo con el Padre, que el amor es el camino que debéis emprender, el amor hacia Dios y hacia vuestro prójimo. Este es, hijos míos, un amor que no tiene límites, es un amor que nace en la verdad y llega hasta el final. Seguidme, hijos míos, para que también los demás, al reconocer la verdad y el amor en vosotros, os puedan seguir. Gracias” (2 abril 2011)

9.- BIBLIA: leer fragmento relacionado y orar (Juan 13, 34-35)

“Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros; como yo os he amado, amaos también unos a otros. En esto conocerán todos que sois discípulos míos: si os amáis unos a otros”.

10.-  Leer el cuarto fragmento del mensaje

“Y vosotros testimoniad sin interés, por amor hacia Dios. Yo estoy con vosotros e intercedo ante mi Hijo por todos vosotros.”

11.- Orar con este fragmento o leer mensaje relacionado:

“Vosotros, hijos míos, apóstoles míos, vivís la vida terrena en comunidad con mis hijos que no han conocido el amor de mi Hijo, aquellos que a mí no me llaman Madre. Pero no tengáis miedo de dar testimonio de la verdad, porque, si vosotros no tenéis miedo y dais testimonio con valor, la verdad milagrosamente vencerá, pero recordad: la fuerza está en el amor. Hijos míos, el amor es arrepentimiento, perdón, oración, sacrificio y misericordia. Si sabéis amar con las obras convertiréis a los demás, permitiréis que la luz de mi Hijo penetre en las almas” (2 junio 2015)

12.- Frase final de la Biblia:

(Is 40, 3-5)

Una voz grita: «En el desierto preparadle un camino al Señor; allanad en la estepa una calzada para nuestro Dios; que los valles se levanten, que montes y colinas se abajen, que lo torcido se enderece y lo escabroso se iguale. Se revelará la gloria del Señor, y verán todos juntos – ha hablado la boca del Señor–».