Mensajes de la Reina de la Paz

Si deseas tener los mensajes de la Reina de la Paz están recogidos en este libro: LA REINA DE LA PAZ EN MEDJUGORJE. HISTORIA Y MENSAJES. Editorial Edibesa, ISBN: 978-84-15915-16-4.

Puedes adquirir el libro de la siguiente manera:

1º.- Solicitándolo en tu librería: te recomendamos alguna librería religiosa conocida y con una red importante. En caso de que no tengan el libro puedes encargarlo en la librería y ellos lo solicitarán a las distribuidoras de la editorial.
2º.- Puedes pedirnos el libro a nosotros escribiéndonos un email a nuestro contacto de Reina de la Paz TV, que encontrarás en la parte inferior izquierda de nuestra página web.
3º.- Realizar la compra a través de página web de la editorial Edibesa: pago con tarjeta de crédito.

4º.- En Medjugorje puedes encontrarlo en la siguiente tienda: Medjugorje Tours & Travel, en el pasadizo que da acceso desde la calle Franjevačkih mučenika a los jardines de la Parroquia de Medjugorje, junto a la capilla de Adoración del Santísimo Sacramento.

 

Encontrar un mensaje de la Reina de la Paz

Distingue acentos ortográficos

Últimos mensajes de la Reina de la Paz

La vidente Ivanka Ivankovic-Elez ha tenido su habitual aparición anual el 25 de junio de 2017. Durante su última aparición diaria, el 7 de mayo de 1985, Nuestra Señora confió a Ivanka el décimo y último secreto y le dijo que durante el resto de su vida tendría una aparición una vez al año en el aniversario de las apariciones. Tal ha sido el caso de este año.

La aparición, que ha durado 4 minutos, ha sido en casa de la familia de Ivanka. La aparición tuvo lugar estando presente su familia. Después de la aparición Ivanka ha dicho: 

«Nuestra Señora dio el siguiente mensaje: "Hijos míos, orad, orad, orad". Nuestra Señora estaba gozosa y nos bendijo a todos nosotros con su bendición maternal».

"Queridos hijos, hoy quiero agradeceros vuestra perseverancia e invitaros a abriros a la oración profunda. Hijos míos, la oración es el corazón de la fe y de la esperanza en la vida eterna. Por eso, orad con el corazón hasta que vuestro corazón cante con gratitud a Dios Creador que os ha dado la vida. Yo estoy con vosotros, hijos míos, y os traigo mi bendición maternal de paz. Gracias por haber respondido a mi llamada".

El vidente Iván ha recibido hoy, 23 de junio del 2017 la aparición de la Reina de la Paz en el Monte de las Apariciones a las 22 horas. He aquí sus palabras:

«Como cada día, después del encuentro con la Virgen, querría cercaros y describiros el encuentro de esta noche. También hoy la Virgen ha venido a nosotros alegre y feliz y, al inicio, nos ha saludado a todos con su saludo materno: “Alabado sea Jesús, queridos hijos míos”. Después por un período de tiempo se ha detenido a orar aquí sobre todos los presentes, ha orado en particular sobre los enfermos. Después ha dicho:

“Queridos hijos, he venido a vosotros y me he presentado como Reina de la Paz. También hoy deseo invitaros a orar por la paz. Queridos hijos, que sea la paz, que la paz reine en el mundo. Queridos hijos, sed perseverantes en la oración. Luchad contra el mal, contra el pecado y contra los ídolos del mundo de hoy que os extravían. Sed firmes, sed fuertes en la fe. Para ser fuertes en la fe, orad. Orad y, a través de la oración, encontraos con mi Hijo, para que Él os conceda la fuerza, para que Él os conceda la gracia. Estad abiertos. La Madre ora por todos vosotros e intercede por todos vosotros ante su Hijo. Gracias, queridos hijos, por haber respondido también hoy a mi llamada”.

Después la Virgen nos ha bendecido a todos con su bendición maternal y ha bendecido todo lo que habéis traído para que fuese bendecido. Después os he encomendado a todos vosotros, vuestras necesidades, vuestras intenciones, vuestras familias y en particular a los enfermos. Después la Virgen ha continuado orando aquí sobre todos nosotros por un período de tiempo y en esta oración se ha marchado en el signo de la Luz y de la Cruz, con el saludo: “Id en paz, queridos hijos míos”».

“Queridos hijos, como en otros lugares donde he venido, también aquí os llamo a la oración. Orad por aquellos que no conocen a mi Hijo, por aquellos que no han conocido el amor de Dios; contra el pecado; por los consagrados; por aquellos que mi Hijo ha llamado a tener amor y espíritu de fortaleza para vosotros y para la Iglesia. Orad a mi Hijo, y el amor que experimentáis por su cercanía, os dará fuerza y os dispondrá para las obras de amor que haréis en su Nombre. Hijos míos, estad preparados: este tiempo es un momento crucial. Por eso yo os llamo nuevamente a la fe y a la esperanza. Os muestro el camino a seguir: el de las palabras del Evangelio. Apóstoles de mi amor, el mundo tiene mucha necesidad de vuestras manos alzadas al Cielo, hacia mi Hijo y hacia el Padre Celestial. Es necesaria mucha humildad y pureza de corazón. Confiad en mi Hijo y sabed que siempre podéis ser mejores. Mi Corazón materno desea que vosotros, apóstoles de mi amor, seáis pequeñas luces del mundo; que iluminéis allí donde las tinieblas desean reinar, que con vuestra oración y amor mostréis el camino correcto, salvéis a las almas. Yo estoy con vosotros. Os doy las gracias”. 

La Reina de la Paz ha bendecido a todos y todos los objetos religiosos. Después, como la Virgen desea, los sacerdotes han bendecido a todos y todos los objetos religiosos.

Queridos hermanos, he aquí lo que Iván nos ha comunicado acerca de la aparición que ha recibido esta noche, lunes 29 de mayo, en la Cruz Azul, a las 22:00 horas.

«También esta noche la Virgen ha venido a nosotros particularmente alegre y feliz y, al inicio, nos ha saludado a todos con su saludo materno: "Alabado sea Jesús, queridos hijos míos". Después la Virgen ha permanecido en oración por un periodo de tiempo aquí, sobre todos nosotros. Ha orado en particular sobre vosotros, enfermos presentes. Después ha dicho:

"Queridos hijos, también hoy deseo invitaros a poner a Dios en el primer lugar en vuestra vida, a poner a Dios en el primer lugar en vuestras familias: acoged sus palabras, las palabras del Evangelio y vividlas en vuestra vida y en vuestras familias. Queridos hijos, de manera particular en este tiempo os invito a la Santa Misa y a la Eucaristía. Leed más la Sagrada Escritura en vuestras familias con vuestros hijos. Gracias, queridos hijos, por haber respondido también hoy a mi llamada".

Después la Virgen nos ha bendecido a todos con su bendición maternal y ha bendecido todos los objetos religiosos que habéis traído para que fuesen bendecidos. Después os he encomendado a todos, vuestras necesidades, vuestras intenciones, vuestras familias y en particular a los enfermos y a todos aquellos que habéis encomendado en vuestra oración. Después la Virgen ha continuado orando por un periodo de tiempo aquí sobre todos nosotros y en esta oración se ha marchado en el signo de la luz y de la Cruz con el saludo: "Id en paz, queridos hijos míos"».

 

Páginas