El primer Belén viviente. San Francisco de Asís

Sábado, 15 Julio 2017

San Francisco continúa con su misión ahora con gran gozo y alegría interior. Escribe la regla franciscana definitiva y después se retira en oración a un eremitorio en la montaña.

Durante este tiempo tiene la inspiración de recrear la gruta de Belén donde nació Jesús con el fin de invitar a todos a profundizar en el gran misterio de la Navidad. Esta idea iniciada por San Francisco en 1223 fue difundida por los franciscanos y se ha conservado hasta nuestros días.

Como San Francisco, la Reina de la Paz nos está invitando en sus últimos mensajes a abrirnos a la oración profunda, una oración que sea capaz de descubrir la sencillez y la profundidad de los misterios de Dios y que nos lleven a cantar con gratitud a Dios Creador que nos ha dado la vida. (Mensaje 25 junio 2017)

IN EA