Sueño invernal

Martes, 29 Mayo 2018

El año litúrgico nos despierta del sueño invernal para recibir la luz de Jesús resucitado

A partir del "Triduo Pascual", como de su fuente de luz, el tiempo nuevo de la Resurrección llena todo el año litúrgico con su resplandor. El año, gracias a esta fuente, queda progresivamente transfigurado por la liturgia. Es realmente "año de gracia del Señor" (cf Lc 4,19). La economía de la salvación actúa en el marco del tiempo, pero desde su cumplimiento en la Pascua de Jesús y la efusión del Espíritu Santo, el fin de la historia es anticipado, como pregustado, y el Reino de Dios irrumpe en el tiempo de la humanidad.

La Reina de la Paz es la Madre amorosa que nos introduce en este tiempo de gracia que nos devuelve la vida y la alegría.

In Ea.