Eliminad del corazón el miedo

Martes, 24 Octubre 2017

Las palabras de la Reina de la Paz en el mensaje del 2 de febrero de 2008 nos muestran que debemos confiar plenamente en Dios. 

El miedo, el dolor, el sufrimiento y la desilusión son consecuencias del pecado, porque el mal entró en el mundo por el pecado. El hombre pecador siente miedo de Dios y huye de su llamada. 

Pero quien ora sabiéndose pecador perdonado que consiente en acoger el amor con el que es amado y que quiere responder a él amando más todavía, ese ha aceptado el amor de Dios, como nos dice hoy nuestra Madre en su mensaje.

IN EA