Ayuda para confesarte bien

Martes, 12 Mayo 2015

No eres más porque te alaben, ni menos porque te critiquen. Lo que eres delante de Dios, eso eres y nada más.

Aránzazu nos explica con lenguaje sencillo diferentes pecados que nos hacen creer que la felicidad depende de lo externo. La Reina de la Paz en el mensaje del 25 de abril de 2002 nos invita a la conversión: la felicidad depende de tu interior, pon en el centro a Jesús no a ti mismo.

IN EA