Normas de la Iglesia sobre el ayuno y la abstinencia

Domingo, 11 Febrero 2018

Normas de la Iglesia sobre el ayuno y la abstinencia:

En muchas ocasiones nos preguntáis cuáles son las normas de la Iglesia sobre el ayuno y la abstinencia. Hemos preparado este programa para responder a esa cuestión.

Respondemos según lo indica el Código de Derecho Canónico, que es la ley de la Iglesia que explica lo que hay que hacer con respecto al ayuno y la abstinencia.

Canon 1250: En la Iglesia universal, son días y tiempos penitenciales todos los viernes del año y el tiempo de cuaresma.

Canon 1251: Todos los viernes, a no ser que coincidan con una solemnidad, debe guardarse la abstinencia de carne o de otro alimento que haya determinado la Conferencia Episcopal; ayuno y abstinencia se guardarán el Miercoles de Ceniza y el Viernes Santo.

Canon 1252: La ley de la abstinencia obliga a los que han cumplido catorce años; la del ayuno, a todos los mayores de edad, hasta que hayan cumplido cincuenta y nueve años. Cuiden sin embargo los pastores de almas y los padres de que también se formen en un auténtico espíritu de penitencia quienes, por no haber alcanzado la edad, no están obligados al ayuno o a la abstinencia.

Canon 1253: La Conferencia Episcopal puede determinar con más detalle el modo de observar el ayuno y la abstinencia, así como sustituirlos en todo o en parte por otras formas de penitencia, sobre todo por obras de caridad y prácticas de piedad.

----

Explicación:

La Iglesia tiene, por lo tanto, dos formas oficiales de prácticas penitenciales - tres si se incluye el ayuno Eucarístico de una hora antes de la Comunión.

Abstinencia: La ley de abstinencia exige a un Católico de 14 años de edad y hasta su muerte, abstenerse de comer carne los viernes en honor a la Pasión de Jesús. 

Los viernes fuera de Cuaresma, la mayor parte de las conferencias episcopales del mundo tienen permiso de la Santa Sede para que los Católicos puedan sustituir esta penitencia por un acto de caridad o algún otro de su propia elección. Ellos deben llevar a cabo alguna práctica de caridad o penitencia en estos viernes. Para la mayoría de las personas la práctica más sencilla para cumplir con constancia, es la tradicional de abstenerse de comer carne todos los viernes del año. En Cuaresma la abstinencia de comer carne los viernes es obligatoria.

Ayuno: La ley del ayuno requiere que el Católico desde los 18 hasta los 59 años reduzca la cantidad de comida usual. La Iglesia define esto como una comida más dos comidas pequeñas que sumadas no sobrepasen la comida principal en cantidad. Este ayuno es obligatorio el Miercoles de Ceniza y el Viernes Santo. El ayuno se rompe si se come entre comidas o se toma algún líquido que es considerado comida (batidos, pero no leche).

Personas excluidas del ayuno y la abstinencia: Aparte de los ya excluídos por su edad, aquellos que tienen problemas mentales, los enfermos, los frágiles, mujeres en estado o que alimentan a los bebés de acuerdo a la alimentación que necesitan para criar, u otras necesidades y circunstancias especiales.

Por último, en el programa explicaremos lo que dice la Reina de la Paz acerca de la importancia del ayuno. Ella dijo en una ocasión que "el ayuno se ha olvidado dentro de la Iglesia Católica durante el último cuarto de siglo". Porque una cosa es que la Iglesia ponga unas normas mínimas que todos debemos cumplir y otra cosa diferente es la generosidad que nosotros debemos tener en vivir nuestra fe, y en ser capaces de sacrificarnos. Porque no hay amor sin sacrificio. La Madre de la Iglesia se da cuenta de que los católicos hemos olvidado el ayuno, lo hemos abandonado. Y a través de sus mensajes quiere que recuperemos la viveza de la fe de los primeros cristianos, que ayunaban dos veces por semana.

Que la Reina de la Paz os bendiga con su bendición maternal y nos ayude a todos a recuperar el ayuno como ayuda en el camino para vivir la santidad.

IN EA