Marcos 3, 7-12 - Tu eres el Hijo de Dios

Jueves, 19 Enero 2017

Mensaje del 2 de agosto de 2015 en Medjugorje

“Queridos hijos, yo como Madre que ama a sus hijos, veo qué difícil es el tiempo en el que vivís. Veo vuestro sufrimiento, pero debéis saber que no estáis solos. Mi Hijo está con vosotros. Está en todas partes: es invisible, pero lo podéis ver solo si lo vivís. Él es la luz que os ilumina el alma y os concede la paz. Él es la Iglesia que debéis amar y por la que siempre debéis orar y luchar; pero no solo con las palabras sino con las obras de amor. Hijos míos, haced que todos conozcan a mi Hijo, haced que sea amado, porque la verdad es mi Hijo nacido de Dios, Hijo de Dios. No perdáis el tiempo en reflexionar demasiado, os alejaréis de la verdad. Con un corazón simple aceptad su Palabra y vividla. Si vivís su Palabra oraréis. Si vivís su Palabra amaréis con un amor misericordioso. Os amaréis los unos a los otros. Cuanto más améis estaréis más lejos de la muerte. Para los que vivan la Palabra de mi Hijo y amen, la muerte será la vida. Os doy las gracias. Orad para poder ver a mi Hijo en vuestros pastores, orad para que lo podáis abrazar en ellos”.