Marcos 1, 29-39 - Jesús, aprendemos de Ti a orar

Miércoles, 11 Enero 2017

Mensaje del 2 de septiembre de 2012 en Medjugorje

“Queridos hijos, mientras mis ojos os miran, mi alma busca almas con las cuales desea ser una sola cosa, almas que hayan comprendido la importancia de la oración por aquellos hijos míos que no han conocido el amor del Padre Celestial. Os llamo porque os necesito. Aceptad la misión y no temáis: os haré fuertes. Os llenaré de mis gracias. Con mi amor os protegeré del espíritu del mal. Estaré con vosotros. Con mi presencia os consolaré en los momentos difíciles. Gracias por vuestros corazones abiertos. ¡Orad por los sacerdotes! Orad para que la unión entre mi Hijo y ellos sea lo más fuerte posible, para que sean una sola cosa. Gracias".