Lucas 6, 20-26 - En el sufrimiento espero en Ti

Miércoles, 13 Septiembre 2017

Mensaje del 2 de noviembre de 2014 en Medjugorje

"Queridos hijos, estoy con vosotros con la bendición de mi Hijo, con vosotros que me amáis y tratáis de seguirme. Yo deseo estar también con vosotros, los que no me aceptáis. Abro mi Corazón lleno de amor a todos vosotros y os bendigo con mis manos maternas. Soy una Madre que os comprende: he vivido vuestra vida y probado vuestros sufrimientos y alegrías. Vosotros que vivís el dolor, comprendéis mi dolor y mi sufrimiento por aquellos hijos míos que no permiten que la luz de mi Hijo les ilumine, aquellos hijos míos que viven en las tinieblas. Por eso os necesito - vosotros que habéis sido iluminados por la luz y que habéis comprendido la verdad. Os invito a adorar a mi Hijo para que vuestra alma crezca y llegue a una verdadera espiritualidad. Apóstoles míos, entonces podréis ayudarme. Ayudarme significa rezar por aquellos que no han conocido el amor de mi Hijo. Rezando por ellos, vosotros mostráis a mi Hijo que lo amáis y que lo seguís. Mi Hijo me ha prometido que el mal no vencerá nunca porque aquí estáis vosotros, almas de los justos: vosotros que tratáis de rezar vuestras oraciones con el corazón, vosotros que ofrecéis a mi Hijo vuestros dolores y vuestros sufrimientos, vosotros que comprendéis que vuestra vida es sólo un abrir y cerrar de ojos, vosotros que anheláis el Reino de los Cielos. Todo eso os hace mis apóstoles y os conduce al triunfo de mi Corazón. Por eso, hijos míos, purificad vuestros corazones y adorad a mi Hijo. Gracias".