Oración de Consagración a la Reina de la Paz

Domingo, 10 Mayo 2015

Oh, Corazón Inmaculado de María, lleno de bondad,
muéstranos Tu amor para con nosotros.
La llama de Tu Corazón, oh María,
inflama a todos los hombres.
Te amamos infinitamente.
Imprime en nuestros corazones 
el verdadero Amor, de modo que tengamos 
un continuo deseo de Tí.

Oh María, de suave y humilde Corazón,
acuérdate de nosotros cuando estemos en pecado,
Tu sabes que todos los hombres pecan.
Concédenos, por medio de Tu Inmaculado y Maternal Corazón,
que seamos curados de toda enfermedad espiritual.

Haz que siempre podamos contemplar 
la bondad de Tu Corazón Maternal, y nos convirtamos 
por medio de la llama de Tu Corazón. Amén.