Medjugorje - Aparición a Mirjana del 2 de octubre de 2016. Versión extendida

Sábado, 8 Octubre 2016

Comienza el mes de octubre en Medjugorje y muchas personas llevan flores a la Virgen.  Las almas en este mes del Rosario quieren honrar a María con centros y flores más bonitas de lo que habitualmente llevan. La imagen de la Virgen en la Cruz Azul está repleta de centros de flores, que quieren ser oraciones y expresiones de amor a María.  

Durante la tarde del 1 de octubre se llena este lugar de oración de personas y grupos que quieren honrar a María cumpliendo su voluntad. Ella dice que oremos por los que no conocen el amor de Dios. Y así se comienza a rezar ininterrumpidamente desde la tarde del día 1 hasta el momento de la aparición en la mañana del día 2 de octubre.

Cantamos y honramos a María porque confiamos que la oración hace milagros y a Ella le gusta que así estemos rezando. Siempre hay diversas lenguas que rezan la misma oración: el Rosario. Durante toda la noche hasta las cinco de la mañana se rezaba en español, inglés, italiano. Nuestro grupo de oración está allí presente toda la noche animando esta oración. Y después se acercó a la Cruz Azul un grupo de italianos  y croatas de allí de Medjugorje que forman un coro para honrar a la Reina de la Paz y para prepararnos a la llegada de la Virgen. Cuando llevas orando un tiempo sabes que la Virgen está allí presente alegrándose de nuestra presencia y de los que se unan a esta oración por la noche.

A las ocho y cuarto llegó Mirjiana a unirse a todas las personas. Conocemos que ella ha estado en vela toda la noche porque espera muy emocionada este momento. A las ocho y treinta y cinco Mirjana comenzó la aparición. En este momento se hace silencio. Y no sabemos cuántas son las maravillas que está obrando la Virgen en el corazón de los que están allí. A los cinco minutos se terminó la aparición. Son pocos minutos pero se viven con mucha intensidad. Toda clase de expresiones de amor a la Virgen surgen entre las almas que han sido tocadas en el corazón.

A continuación, Mirjana trasmite el mensaje que fue leído en croata y traducido en ese momento al inglés y al italiano. No es la traducción definitiva porque es un trabajo que hay que hacer con mucho cuidado y atención; son palabras de la Reina de la Paz.

Y esta vez ocurrió, al irse Mirjana, algo increíble, lo que hemos leído en el Evangelio lo pudimos ver en este momento y lugar: un milagro.

IN EA