Mensaje de 25 de diciembre de 2010 en Medjugorje

Sábado, 25 Diciembre 2010

“Queridos hijos, hoy, mi Hijo Jesús y yo deseamos daros abundancia de gozo y de paz para que cada uno de vosotros sea un alegre portador y testigo de la paz y de la alegría en los lugares donde vivís. Hijos míos, sed bendición y sed paz. Gracias por haber respondido a mi llamada.”