Mensajes de la Reina de la Paz del año 2010

“Queridos hijos, hoy, mi Hijo Jesús y yo deseamos daros abundancia de gozo y de paz para que cada uno de vosotros sea un alegre portador y testigo de la paz y de la alegría en los lugares donde vivís. Hijos míos, sed bendición y sed paz. Gracias por haber respondido a mi llamada.”

Mensaje anual a Jakov. «La Virgen me habló acerca de los secretos y al final dijo: “Orad, orad, orad”

“Queridos hijos, estoy en medio de vosotros porque deseo ayudaros a superar las pruebas que este tiempo de purificación pone delante de vosotros. Hijos míos, una de ellas es el no perdonar y el no pedir perdón. Cada pecado ofende el amor y os aleja de Él; ¡el amor es mi Hijo! Por eso, hijos míos, si deseáis caminar conmigo hacia la paz del amor de Dios, debéis aprender a perdonar y a pedir perdón. Gracias.”

“Queridos hijos, hoy oro aquí con vosotros para que encontréis la fuerza de abrir vuestros corazones y, de esta manera, conocer el inmenso amor de Dios sufriente. Gracias a ese amor Suyo, bondad y dulzura, yo estoy con vosotros. Os invito para que este tiempo particular de preparación, sea tiempo de oración, penitencia y conversión. Hijos míos, vosotros necesitáis a Dios. No podéis seguir adelante sin mi Hijo. Cuando comprendáis y aceptéis esto, se realizará lo que se os ha sido prometido. Por medio del Espíritu Santo nacerá en vuestros corazones el Reino de los Cielos. Yo os conduzco a eso. Gracias.”

“Queridos hijos, os miro y veo en vuestro corazón muerte sin esperanza, inquietud y hambre. No hay oración ni confianza en Dios, por eso el Altísimo me permite traeros esperanza y alegría. Abríos. Abrid vuestros corazones a la misericordia de Dios y Él os dará todo lo que necesitáis y llenará vuestros corazones con la paz, porque Él es la paz y vuestra esperanza. Gracias por haber respondido a mi llamada.”

Páginas