25 Diciembre 2009

Viernes, 25 Diciembre 2009

“Queridos hijos, en este día de alegría os llevo a todos ante mi Hijo, Rey de la Paz, para que Él os dé su paz y bendición. Hijos míos, compartid esa paz y bendición en amor con los demás. Gracias por haber respondido a mi llamada.”