Mensajes de la Reina de la Paz del año 2004

“Queridos hijos, también hoy os invito a ser amor allí donde haya odio, y alimento allí donde haya hambre. Hijos míos, abrid vuestros corazones y que vuestras manos estén extendidas y sean generosas, para que cada criatura, a través de vosotros, de gracias a Dios Creador. Orad, hijos míos, y abrid vuestro corazón al amor de Dios; vosotros no podéis si no oráis. Por eso, orad, orad, orad. Gracias por haber respondido a mi llamada.”

“Queridos hijos, os invito a todos a la conversión del corazón. Decidíos, como en los primeros días de mi venida aquí, por un cambio total de vuestra vida. Así, hijos míos, tendréis la fuerza de arrodillaros ante Dios y abrir vuestros corazones. Dios escuchará vuestras oraciones y las acogerá. Yo intercedo ante Dios por cada uno de vosotros. Gracias por haber respondido a mi llamada.”

“Queridos hijos, os invito también: abríos a mis mensajes. Hijos míos, deseo acercaros a todos vosotros a mi Hijo Jesús. Por eso, orad y ayunad. Os invito especialmente a orar por mis intenciones, para poder presentaros a mi Hijo Jesús, y Él os transforme y abra vuestros corazones al amor. Cuando tengáis amor en el corazón, reinará la paz en vosotros. Gracias por haber respondido a mi llamada.”

“Queridos hijos, también hoy hay gozo en mi corazón. Deseo agradeceros por hacer que mi plan sea realizable. Cada uno de vosotros es importante, por eso hijos míos, orad y alegraos conmigo por cada corazón que se ha convertido y que ha llegado a ser instrumento de paz en el mundo. Los grupos de oración son fuertes, y a través de ellos puedo ver, hijos míos, que el Espíritu Santo obra en el mundo. Gracias por haber respondido a mi llamada.”

Mensaje anual a Ivanka. La aparición, que duró nueve minutos, aconteció en la casa de Ivanka. Durante la aparición estuvo presente solo la familia de Ivanka, su esposo y sus tres hijos. La Virgen dio el mensaje siguiente: “Queridos hijos, orad por esas familias que no han conocido el amor de mi Hijo. Recibid mi bendición maternal.” La Virgen estaba muy alegre y le habló a Ivanka ampliamente sobre su vida.

Páginas